¡Bienvenidos! Sobre las Tentaciones del Desempleo.

 

El desempleo es un motor intelectual digno de competir con las musas de la tradición helenística. Hace que tu mente gire y gire entorno a cientos de formas, todas de lo más atractivas en el plano teórico pero por completo inaplicables una vez que se les desmenuza con cuidado, para obtener dinero.

    Hace escasos minutos me descubrí pensando lo siguiente:

a) Cometer un delito.

     Suena bien, todos saben que al cometer un delito, cuando se tiene el talento y el torrente sanguíneo lo suficientemente helado, se pueden obtener espléndidos resultados; pero, primero, yo no tengo talento como delincuente ¡por favor, si me sentí como cucaracha en aquélla ocasión en la que me salí de una tienda de discos sin pagar un libro (mi crimen suena hasta estúpido ¿robar un libro en una tienda de discos?)!; es más, como hurto es decepcionante: solo me percaté que llevaba el libro en la bolsa hasta que llegué a mi casa ¿qué clase de futuro mediocre como delincuente me esperaría con semejantes antecedentes? Además ¿qué y a quién robaría? ¿Un banco? Dado que trabajé en uno durante muchos años les puedo asegurar que una sucursal bancaria es el lugar más pobre de la tierra, en los bancos se realizan transacciones por millones de divisas todos los días, cierto, pero todo es a través de medios digitales; el dinero físico es ya casi un anacronismo, así pues, la próxima vez que tengan la tentación de 1) robar un banco ó 2) ver una película con espléndidos efectos especiales en donde un grupo de maleantes se organiza para asaltar un banco les sugiero 1) olvidarse de robar un banco y mejor asaltar una tortillería, ahí encontrarán más morralla y 2) mejor irse a tomar un café al Starbucks más cercano porque la película en todo momento les mentirá: en un banco no hay dinero físico.

     Así pues cero delitos, cero asaltos.

b) Anunciarme como escort.

    Eso de vender media hora o una hora o hasta dos horas de tu tiempo como sexoservidor podría ser rentable pero para eso se necesita lo mismo que para ser delincuente solo que aquí no se perjudica a nadie y sí, en cambio, bueno, mejor dicho, a cambio de unos pesitos, puedes hacer feliz a mucha gente. Se requiere, pues, sangre fría y talento. Sangre fría para no salir corriendo del cuarto del motel cuando el cliente está desnudo y talento para fingir que en verdad te interesa tu cliente como para procurarle placer. Adicional a ello se debe tener un buen cuerpo y un instrumental adecuado… hablando de centímetros.

    Yo no tengo nada de eso; a lo más mis centímetros caerían en el apartado “aceptable” y mi cuerpo está en forma pero de ningún modo soy un atleta así que por completo descartado.

c) Organizar un fraude.

    Si lo que estoy buscando es dinero rápido ¿para qué meterme en todo un proceso administrativo que me lleve a defraudar a otras personas? ¡Todos saben que un fraude respetable consume diez o veinte años! Yo no soy tan paciente. Fraude descartado.

d) Integrarme en algún grupo clandestino.

     Bueno, habría que aclarar que vivir en la clandestinidad no puede tomarse como sinónimo de vivir en la holganza económica, nomás para ilustrar un poco: casi todos los intelectuales modernos viven en la clandestinidad, son perseguidos por los grupos de poder y apenas si tienen unos cuantos centavos en la bolsa para poder pagarse sus escondites.

    No. Como aventura extrema quizá llame la atención de muchos pero como salida a apuros económicos no sirve de nada.

Conclusión:

    Estoy condenado a vivir inmerso en la más desgastante honestidad (cero delitos) y convencionalidad (cero servicios de acompañamiento).

    Pudo ser peor… ser periodista de espectáculos, eso sí que sería deshonesto y chapucero.

 ¿Ustedes qué opinan?

Ger JM

A la venta; versión impresa 13.75 usd y digital 3.75 usd

A la venta; versión impresa 13.75 usd y digital 3.75 usd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: