¡Bienvenidos! Sobre las reuniones con tus amigos casados.

La esposa de Roger organizó una comida sorpresa con motivo del cumpleaños de éste. Inició a las tres de la tarde del sábado; yo llegué demorado, como a eso de las cinco, debido a que tuve un compromiso por la mañana (el cual estuvo fenomenal). Ahí estaban todos nuestros amigos de la universidad: Desá, Lennon, Jonás y las respectivas esposas de cada uno con su correspondiente colección de vástagos. 6 niños en total; 2 varones, 4 féminas.

     Descubrí que soy el único que permanece además de soltero sin la conciencia martirizada por traer más humanos al mundo, o quizá no fue un descubrimiento, mejor haría en definirle como un evento que me hizo cobrar conciencia de golpe: el amigo maricón llega a la fiesta sin hijos a los cuales mantener ni esposa a la que deba tolerar. Llegar solo a una reunión social incomoda a muchas personas, a mí no, pero no deja de ser inquietante saber que en menos de seis años desde que egresamos de la universidad todos han forjado sus grilletes sin mayor prudencia ¡Pero qué hueva!

     Actualmente yo estoy de lo mejor (de acuerdo, sin un centavo en la bolsa pero eso pronto ha de cambiar) saliendo con…Bueno, no tengo porqué decirlo toda vez que de lo que quiero hablar es de lo horrible que debe ser tener hijos hoy en día; correcto, no es verdad, no pudo empezar a ser horrible justo ahora ¡siempre lo ha sido! ¿Por qué las personas tendrán hijos? ¿De verdad será un acto consciente?

     Sé que la negación suele desenmascarar una circunstancia que realmente se desea vivir; “yo niego que quiera ser padre porque realmente deseo serlo”. Como juego psicológico es bastante torpe pero muchas personas creen que eso no le resta veracidad. Pues bueno, he de decirlo con voz estentórea y firme: yo no quiero tener hijos, no los deseo, no me gustan los niños y me burlo de mis amigos y en general de casi todos los padres modernos porque ¡adivinen! Casi ninguno quiso tenerlos, ya que la cigüeña llegó terminaron por acostumbrarse, es más, hasta desarrollaron esa extraña cosa tan defendida por los grupos conservadores: el amor filial. En fin, se trata de aceptar las consecuencias del <<accidente>> y sobrellevarlo lo mejor que cada quien pueda.

     Roger me dice que es difícil ser padre y proveedor (más lo segundo; en alguna telenovela estúpida se diría que lo más difícil es ser padre pero no es cierto: lo más complejo siempre será llevar el pan a la mesa, el resto bien o mal se va dando…a veces) pero que tiene sus recompensas.

     Mientras comemos los niños corren, azotan puertas, lloran, moquean, defecan, orinan, gritan, ensucian todo y demandan tu atención aunque hagas hasta lo imposible para que se alejen de ti. Claro, de nada sirve, los niños tienen un radar para detectar a los adultos que no soportan su presencia para, una vez localizados, adherírseles como las sanguijuelas que son. Mientras todo esto ocurría mis amigos no pudieron disfrutar de la comida y de la charla en paz sin tener que girar el rostro cada veinte segundos solo para comprobar que su descendencia aún no se había matado en algún juego kamikaze. Y yo pregunto ¿en dónde está la recompensa?

     Me limito a mi propio ejemplo. Creo que soy un tipo que quiere muchísimo a sus padres y que daría hasta lo que no tiene por verlos felices y orgullosos pero en realidad siempre he sido una molestia cabrona: de niño era un escuincle faldero que no dejaba sola a su madre aunque la señora tuviera que ir cagar con urgencia; como púbero cuestionaba todo el tiempo las decisiones de mis padres; una vez adolescente casi quemo la casa con mis desmadres y como joven adulto siempre he sido un malagradecido puñetero ¿entonces en dónde está la recompensa? Seguramente mis padres ya se ganaron un sitio a la diestra del Eterno por haberme tolerado pero ¿en verdad vale la pena?

    Pienso en todo esto mientras me sirvo un poco de tequila, después veo a Lennon y no lo reconozco ¿este es mi amigo, el mujeriego que conocí en la escuela, el sujeto que se burlaba de todo y de todos? ¿Quién es este extraterrestre que abdujo el cuerpo de mi amigo? Ahora solo actúa como un gordito bonachón al pendiente de la seguridad (y la sonoridad) de su hija de dos años.

     ¿Este es Roger? El hermano que siempre tenía dinero ahorrado en el banco y ahora batalla para mantenerse al día con las colegiaturas de sus dos chilpayates.

     ¿En qué momento la historia dejó de ser un thriller para convertirse en drama?

     Ahora, otra cosa son las esposas. Enamorarse es genial, amar a otro es lo mejor que puede pasarte pero en una reunión con tus amigos las “mujeres” son un verdadero estorbo. Uno quiere platicarle a Jonás que te encontraste a una de sus exnovias haciendo fila en el cine y que se ve más buena que nunca y no puedes porque el chicote lo tiene a lado. Se te queman las habas por decirle a Roger que te encontraste a una exquerida que te pidió su número celular con una cara de mala que solo su condición buenísima exonera por completo ¡y no puedes porque la mujer no se le despega lo suficiente para dejar pasar un poco de brisa vespertina! Por supuesto que todo esto te estimula para convertirte en el mayor apologista del adulterio. Y lo más importante, quieres platicarles a rienda suelta lo espléndido que te sientes y no puedes porque aunque todas las esposas te caen bien no les tienes la confianza necesaria para compartirles tus anécdotas ¡vaya mierda!

     Conclusiones:

    1) El matrimonio es un sacramento…en cuya comunión Dios entenderá si no entramos 

    2) Sin duda tener hijos es una bendición… que le pido a Dios jamás me conceda.    

 Ger JM

Anuncios

1 comentario »

  1. Hola ger!
    bueno me parece muy atinado tu blog y esta bueno lo unico a i parecer es que le tienes que meter un poco mas de chispa al diseño… tienes buen contenido aqui, agradezco mucho que hayas pasado a visitar mi blog y la mejor suerte hombre … el dinero va y viene!!

    en todos lados!!
    hehehe

    jordano

RSS feed for comments on this post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: