Archive for octubre, 2009

Acerca de la decepción

Hace un buen rato que no me paraba por estos rumbos; casi dos meses. Me gustaría tener una excusa pero sencillamente la razón por la cual no escribí ningún artículo desde hace tanto es porque no me placía hacerlo. Estaba decepcionado. Debo explicarme.

     Este blog surgió como un proyecto literario y, si bien es cierto, que en todo momento supe que el flujo de visitantes sería escaso no imaginé que me quedaría corto en mi descripción ¡el flujo es prácticamente nulo! En una semana se han registrado uno o ningún navegante lo que hace pensar que dicho lector entró por puro accidente a estas páginas por lo que deduzco que tampoco leyó mayor cosa; no es que en verdad crea que todo mi trabajo sea digno de generar reseñas y lectores al por mayor pero lo que verdaderamente me alarma es que al parecer en la Web solo impera la imagen y el sonido dejando muy olvidada a la palabra escrita. Al ser este espacio una zona vedada a videos, fotografías y archivos multimedia en general debo comprender ¡cómo no hacerlo! Que los seguidores del video, las fotografías y los archivos multimedia en general no estarían interesados en caminar por estos tétricos pasillos lo cual solo abre camino a los amantes de la palabra…Los que, como se ve, son de lo más raros, es más, son inexistentes.

     Pero también puede ser que se trate solo de un blog aburrido en donde se publican artículos mal escritos. Y la prueba de ello radica en que ni siquiera mis amigos cercanos, aquéllos que conocen mi verdadera identidad (me sentí superhéroe por un segundo), entran al blog.

    Es duro admitir que puedes ser terriblemente aburrido, pero así es esto de las gelatinas.

   Prometo que cuando llegue el día en que combine mi trabajo formal como ejecutivo de cobranza con un puesto de bailarín exótico en un antro gay por las noches entonces sí que publicaré fotos, claro que, siendo fiel para con mis intensiones literarias, las fotos solo se incluirán a manera de ilustración de las crónicas y no como contenido último. También he pensado en empezar a incluir fotos de los viajes que hago a provincia y platicarles un poco más de mi trabajo pero como que no se me da la gana todavía… lo pensaré.

    Por último a raíz de esta decepción por mi falta de popularidad en Internet recordé las palabras de Cristina Pacheco. Resulta que alguna vez en entrevista concedida por la periodista a no recuerdo cuál publicación ella comentaba sobre sus libros de cuentos (de los que recomiendo ampliamente “Sopita de fideo”) que no le importaba demasiado si se vendían o no, lo importante es que se escribieron y punto. Quizá la maestra Pacheco tiene razón, la literatura en ocasiones se contiene por si misma, como si guardara su energía para soltársela de golpe al primer lector que caiga en sus garras. Me niego a creer que el éxito comercial es sinónimo de calidad literaria, por supuesto que, eso lleva a otro problema ¿qué es la calidad literaria?

    Dejemos esa pregunta para otra ocasión, por ahora he de contentarme con decir que retomo el trabajo del blog.

 

Ger JM

Dejar un comentario