Hussein (cuarto cuento del proyecto)

La parodia es una figura literaria que considero escasamente representada en nuestros días; pocos autores gustan de imprimirle un toque de realidad exacerbada (parodia) a sus escritos, a mi parecer el mayor exponente actual de este género es Terry Pratchett (les recomiendo su libro “Dioses Menores”).

Este es el cuarto cuento del proyecto y se lo debo al estilo del maestro Pratchett.

 

 

Hussein

 

Presentador>> Gracias por sintonizar nuestra señal, estamos seguros de que se pasarán un buen rato. El día de hoy tenemos en exclusiva al señor Presidente, representante de Alá en la tierra impía y azote de los pueblos insumisos ¡Gracias por aceptar nuestra invitación señor!

Señor Presidente>> Es un placer, de hecho iba a mandar a uno de mis dobles pero como necesitaba tomar un poco de aire decidí pasar a saludarlo ¿Cómo va todo? ¿Ya le pusieron la pierna que le faltaba?

Presentador>> Ya señor Presidente quedó divina.

Señor Presidente>> Es una lástima que haya pisado esa mina pero le aseguro que no estaba destinada hacia ningún ciudadano o visitante extranjero, como es su caso, sino a los rebeldes kurdos que andan de revoltosos pidiendo no sé qué tonterías sobre un territorio autónomo y cosas por el estilo.

Presentador>> Sí eso lo entiendo, pero dígame, es cierto que usted estuvo a punto de liquidar a toda la población kurda que vive al norte de su país solo porque se oponen a su liderazgo político.

Señor Presidente>> En modo alguno, lo que buscaba era purificar los territorios colindantes con Turquía e Irán. Usted sabe, uno debe mostrarse atento con los vecinos si no luego se sueltan los rumores ¡fíjese que dicen de mí que no soy un defensor real del Islam nomás porque cambio de aliados cada cinco o seis años!

Presentador>> Bueno, eso se comprende, el Islam es la religión de la paz y usted no refleja esa imagen.

Señor Presidente>> Al contrario soy un pacifista lo que pasa es que para tener paz uno debe prepararse para la guerra.

Presentador>> ¿No le parece un cliché?

Señor Presidente>> No. Es un pragmatismo refinado. Eso es todo.

Presentador>> ¿Por qué mandó asesinar a sus yernos y rivales políticos?

Señor Presidente>> Nada de asesinatos. Eran revanchas contempladas por las normas de nuestra religión. No hice sino seguir los procedimientos marcados por el Profeta.

Presentador>> Que no se supone que el nombre del Profeta solo puede ser invocado por labios inmaculados.

Señor Presidente>> Me limpio la boca al término de cada discurso y después de comer. A veces hasta compró unas mentitas de esas que producen los imperialistas norteamericanos. Uno debe ser cosmopolita.

Presentador>> Cuénteme sobre su propuesta de entablar un debate vía satélite con el Presidente de los Estados Unidos.

Señor Presidente>> Básicamente las ganancias se dividirían en partes iguales. Yo propongo que las televisoras árabes y occidentales lo transmitan en vivo y que el espacio se venda como publicidad de horario estelar. Ayudaría a recuperar las economías de ambos países.

Presentador>> Yo quería que nos platicara sobre el propósito de dicho debate.

Señor Presidente>> Es espectáculo querido, el espectáculo. The show must go on.

Presentador>> Y si no le aceptan la propuesta. ¿Ya pensó cómo evitar que la guerra se desate?

Señor Presidente>> ¿Evitarlo? Pero si es lo que quiero ¿te imaginas? Publicidad gratis. Yo sería la víctima. Las víctimas siempre se ven con buenos ojos aun cuando…

Presentador>> Aun cuando sean unos tiranos, manipulen a su pueblo y jueguen a la guerra santa.

Señor Presidente>> ¡Cómo se ve que escribes editoriales! Sí aun cuando sea todo lo que dices que soy pero yo iba a decir que aun cuando sean revoltosos como las masas sobre las que probé mi armamento químico y bacteriológico. Por cierto, ojalá que esos irresponsables que se están manifestando en todo el mundo, sobre todo en las capitales y ciudades europeas, no logren frenar el conflicto. Quedaría como novia de pueblo: vestida y alborotada.

Presentador>> Esa es una frase mexicana.

Señor Presidente>> Es que he estado al tanto de la política internacional y con eso de que México está en el Consejo de Seguridad pues me tuve que meter de fondo en su cultura. También he estudiado un poco sobre Chile y sobre España.

Presentador>> ¿Cómo piensa ganar la guerra?

Señor Presidente>> No la voy a ganar, pero sí me servirá de plataforma política. Lo más seguro es que pida asilo político en algún país vecino y desde ahí pienso coordinar el contraataque. Estoy excitadísimo, con decirle que ya hasta lo estoy viendo guapo.

Presentador>> Este… sí, bueno. Dígame porqué no se exilia de una vez así le evitaría a su pueblo más sufrimientos.

Señor Presidente>> ¿A quién? No te entiendo. Es cierto lo que me decían mis consejeros, los periodistas occidentales pueden ser sumamente graciosos, uno les contesta con cualquier frase elaborada y ustedes solo piensan en la próxima pregunta. Por eso me caen bien, nunca les han interesado los argumentos y mucho menos las repuestas sinceras, son tan aburridas.

Presentador>> El tiempo del programa está por terminarse. Desea dar algún mensaje a nuestro público telespectador.

Señor Presidente>> Claro. Gracias a todos por estar al tanto hasta de la más insignificante de mis declaraciones, sin ustedes esto no sería posible. Gracias, mil gracias y que sueñen con los angelitos. 

 

Ger JM

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: