Acerca de las rosas sangrantes (crítica)

Este artículo fue escrito con motivo de la exposición organizada por el Colegio de San Ildefonso titulada “Viento del Oste, Viento del Este”. Espero sus comentarios ¡besitos!

     El antiguo Colegio de San Ildefonso ha organizado una exposición temporal en colaboración con la fundación Caixa Galicia en donde se exhiben 65 obras que conforman parte del acervo de ésta última. Los curadores de la exposición le han titulado “Viento del Oeste, Viento del Este” debido a que los artistas que se exponen son originarios de Galicia y Portugal (el Oeste) y lo que queda de la península ibérica, que es mucho (el Este). El montaje estará desde el 28 de Octubre del 2008 y hasta el 4 de Enero del 2009. Ésa es la circunstancia pero el asunto del que me quiero permitir platicarles se limita a una sola obra. Quiero platicar sobre “Las Rosas Sangrantes” de Salvador Dalí. Antes un paréntesis quejumbroso.

    La exposición no fue de mi agrado. Se muestran, sí, algunos dibujos de Picasso, un par de cuadros de Miró y una que otra pintura que, de no ser por la pretensión que caracteriza a los curadores, y su terrible tendencia a sentirse progresistas a cualquier costo, yo clasificaría como arte decorativo y no como grandes ejemplos de la pintura contemporánea europea. He de insistir: el arte moderno padece de ilegibilidad y al respecto los críticos sienten una especie de reserva para decirlo con todas las letras, quizá es miedo a que les clasifiquen de retrógradas o puristas ¿pero qué puede importarle a un crítico de arte los listones que le cuelguen?  Bueno pues dejemos a la crítica fluir con toda la ponzoña que debe caracterizarle: la exposición es mala en general, sus obras, especialmente “Parella” de Luis Sedane y “Máscaras” de Maruja Mallo son horrorosas (no en un sentido estético, sino más bien como producto final) y propias de artistas que, lejos de haber consagrado su técnica y capacidad de expresión parecen tan solo, por lo menos en estas pinturas, colegiales incapaces de exhibir nada que provoque “algo” en el espectador. Al menos “algo” que solo el arte provocaría.

     ¿Qué vale la pena de esta exhibición? De Miquel Carceló su “Le feu sur le plage”, de Arturo Soto “La princesa negra” y por supuesto “Las Rosas Sangrantes” del gran Dalí ¿qué es lo peor? La escultura del hombre chino que aunque horripilante (lo cual no habla en su contra pues el arte no tiene porqué ser bello) no transmite nada. Es inexpresiva, es, tan solo, una curiosidad ¿cómo una curiosidad, una ocurrencia cualquiera, podría ser considerada como una propuesta artística? Hay que decirlo: necesitamos malditos, el mundo necesita de la maldad, especialmente entre los curadores, para que sepan decir: tú sí, tú no. El afirmar que todo el arte tiene derecho a mostrarse al mundo es totalmente cierto pero así como Wilde decía que no hay libros buenos o malos que solo hay libros bien o mal escritos para la pintura podemos afirmar que no hay arte bueno o malo, solo hay arte y basura. Y la escultura del hombre chino es basura.

     Cerremos el paréntesis, pasemos a lo que nos truje.

    La obra más impactante del montaje, y que incluso se utilizó como cartel para publicitar la muestra, es Las Rosas Sangrantes del maestro Dalí.

     Dalí, al igual que todos los artistas plásticos, pasó por varias etapas creativas, lo que puede llamarse influencias: al principio de su carrera coqueteaba con el impresionismo y un poquitín con el romanticismo, después se pasó a las filas del realismo y dedicó un buen número de años al cubismo tan en boga en el mundo del arte en las primeras décadas del siglo pasado. Pero algo pasó entre 1926 y 1927. Sus cuadros cubistas fueron diluyéndose hasta formar un mundo propio. A ese mundo le llamaron surrealismo. Lo sé, lo sé, ¡tantos ismos! Para terminar pronto diremos que el universo del artista vio la luz. Su universo empezó a poblarse por azules que provocaban vértigo, por cuerpos de mujeres con tetas enormes, por jirafas ardientes y materia líquida aspirando a un poco de sexo, por semen y líquidos corporales. Todas las obras de Dalí a partir de estos años serían estampas conformando un solo cuadro. Dalí es el máximo exponente del surrealismo plástico ¿qué es eso? Digamos que el surrealismo es una tendencia artística que hace que una idea convencional se rodeé de ideas absurdas (por ejemplo una jirafa amarilla con sus manchitas marrones es una imagen bastante convencional creo yo pero el asunto cambia cuando esa misma jirafa arde en llamas y está rodeada por mujeres azules y hombres masturbándose). El maestro Dalí llevo en el terreno de las artes plásticas al surrealismo a las fronteras de la genialidad y la locura. Precisamente en el año de 1930 crea “Las Rosas Sangrantes”.

     En el cuadro se observa a una mujer desnuda sujeta a un cilindro metálico. No está presa, al menos no lo parece, más bien rodea con sus brazos, dándole la espalda, a la estructura metálica como para sostenerse y así padecer su éxtasis. El rostro está dirigido al cielo y de su abdomen brotan los intestinos en forma de rosas sangrantes. Su sexo está cubierto por una maleza ocre, parece corroído, como si permaneciera virgen y al mismo tiempo hubiese sido violado. Al fondo resalta la punta del edificio del cual nace el cilindro de metal y a la derecha se observa una sombra. No es la sombra del verdugo, pues los verdugos nunca se quedan para contemplar su crimen, es la de un espectador. Es un sádico que se deleita en el sufrimiento de la mujer, no avanza hasta tocarla, solo se queda ahí: parado, viendo, deleitándose en la sangre que mana de las rosas y en los pechos de corolas excitadas. Sintiendo placer.

    Esta obra justificaría por sí misma la visita al San Ildefonso.

    Vayan pues, el sádico necesita de compañía para compartir la visión de las rosas sangrantes.

 

Ger JM

2 comentarios »

  1. SUSANA SAN JUAN said

    Es Arturo Souto. No Soto.

    • Ger JM said

      ¡Hola!

      ¡Gracias por la aclaración Susana!

      Ger.

RSS feed for comments on this post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: